Escribe tu dirección de correo electrónico y recibirás todas las novedades de este blog

Poesía especial Halloween

Una bruja bien temprano
se acaba de despertar
Se acerca al caldero cantando
dispuesta a conjurar.

Un esqueleto travieso,
no para de cojear,
dando vueltas como loco,
¡su fémur no consigue encontrar!

La bruja está muy contenta,
remueve el caldero sin cesar,
con un hueso muy largo,
que se acaba de encontrar.

¡Con esta pócima mágica,
al vampiro le daré,
unos buenos dientes...
para que pueda morder!

Pero qué dientes ni que dientes,
¡deja ya de remover!
Y devuélveme mi fémur,
que me voy a caer.

El esqueleto por los suelos,
la bruja va a enloquecer,
le ha dado un ataque de risa,
y no se puede contener.

Un vampiro sin dientes,
un esqueleto cojo,
y una bruja por los suelos,
con un vestido rojo.

¡Vaya casa de locos,
vaya mansión del terror,
estos monstruos más que miedo...
nos hacen reír un montón!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahora escribe qué te ha parecido la historia, si te ha gustado, si no, si le cambiarías algo, otro final...